Por qué hay mal olor en la vaginosis bacteriana | Bayer Te Cuida

Cuidado personal - Cuidado íntimo

Por qué existe mal olor en la vaginosis bacteriana y cómo se puede evitar

Los cambios hormonales que sufren las mujeres en épocas de embarazo, menopausia o durante el ciclo menstrual pueden provocar una modificación del olor vaginal.

Muchas veces este cambio en el olor puede ser leve y, en ese caso, no debe ser un motivo de preocupación, pero se debe tener presente que algunos olores, según su intensidad y duración, pueden ser un indicativo de infección.

En muchas ocasiones el motivo de este mal olor vaginal puede ser debido a una vaginosis bacteriana, un tipo de infección vaginal causada por un crecimiento excesivo de las bacterias que se encuentran de forma natural en la vagina y que alteran el equilibrio natural de la flora vaginal. Cualquier factor que modifique el pH de nuestra zona íntima puede alterar la barrera protectora y favorecer una infección. Por ello es recomendable utilizar jabones específicamente creados para esta zona y que ayuden a mantener una buena higiene íntima. Es importante evitar productos que contengan sustancias irritantes como desodorantes, toallas higiénicas o tampones. Así, se ayuda a prevenir que este tipo de componentes alteren la salud íntima.

Cualquier factor que modifique el pH de nuestra zona íntima puede alterar la barrera protectora y favorecer una infección. Por ello es recomendable utilizar jabones específicamente creados para esta zona y que ayuden a mantener una buena higiene íntima. Es importante evitar productos que contengan sustancias irritantes como desodorantes, toallas higiénicas o tampones. Así, se ayuda a prevenir que este tipo de componentes alteren la salud íntima. 

Muchas veces, este mal olor vaginal puede ir acompañado de otros síntomas como cambios en la consistencia y el color del flujo vaginal, que suele ser más líquido, blanco-grisáceo y pegajoso en el caso de la vaginosis bacteriana y, en ocasiones, también puede aparecer cierto picor o escozor vaginal. Recuerda que al notar alguno de estos síntomas, además del mal olor, es recomendable que te aconseje un profesional de salud sobre qué es lo que debes hacer para tratar y eliminar una posible infección en la zona íntima.

Existen tratamientos específicos de cuidado íntimo indicados para ayudar a calmar las molestias leves en la zona íntima o las alteraciones anormales del flujo vaginal producidas por la vaginosis bacteriana. Estos productos protegen y reestablecen el equilibrio de la flora vaginal. Este tipo de tratamientos contienen ácido láctico, un compuesto que ayuda a neutralizar el olor desagradable y reestablecer el pH normal de la vagina. También contienen glucógeno, que proporcionan los nutrientes necesarios a las bacterias que componen el ácido láctico y contribuyen a su crecimiento.

No olvides que en el blog de Bayer Te Cuida encontrarás consejos e información que te ayudarán a mantener una buena salud íntima. ¡Visítanos para conocer más!